El poder del boca a oreja

Desde siempre la recomendación ha sido una de las mejores armas para la generación de ventas y para incrementar nuestra reputación corporativa. El llamado boca a oreja o boca a boca influye mucho más que cualquier anuncio o acción de marketing que podamos realizar. Y ahora con las redes sociales este poder se ha incrementado hasta límites insospechados.

Estas han permitido que el cliente en estos momentos esté en el centro de la comunicación. Ya no es únicamente un consumidor de información, también es un creador de la misma, un generador de opinión y puede hacerla llegar tan lejos como desee.

Ya no esperamos a que alguien nos pida opinión sobre un producto o servicio. La propagamos a través de nuestras propias redes sociales, bien sea en un blog, en nuestro muro de Facebook o a través de Twitter. Y además, lo podemos hacer de manera inmediata. Podemos entrar en una tienda, que el dependiente nos atienda mal y en menos de 5 segundos lo sabrá toda nuestra red de contactos. Y eso sin contar con el efecto viral. Si la tienda es de prestigio, las probabilidades de que nuestra experiencia negativa llegue mucho más lejos crece exponencialmente.

También es cierto que los clientes no satisfechos tiendan a mostrar de forma mucho más obvia su insatisfacción o su experiencia negativa. Por supuesto, la satisfacción también se propaga. Si el trato recibido en esa misma tienda hubiera sido exquisito y lo hubieramos difundido el resultado hubiera sido positivo.

Por esta razón es de todo necesario que las empresas orienten su actividad en obtener la máxima satisfacción de sus clientes en todos sus procesos. Tan importante es ahora el producto, como la actitud de todos y cada uno de sus empleados; desde la recepción hasta la gerencia. Y orientarnos a este nuevo mundo 2.0 para actuar de forma cercana, transparente y con rápidez ante las opiniones de nuestros clientes, sean estas positivas o negativas.

La recomendación, el boca-oreja, está ahora más vigente que nunca y potencia al máximo el poder de los prescriptores de marca. Y por esa razón, hoy por hoy, las empresas deben estar en las redes sociales, emitiendo información pero también escuchando muy atentamente que se dice sobre nuestra marca. La recomendación ha adquirido su máximo potencial con Internet, porque el actual consumidor precisa cada vez más optimizar sus recursos, bien sea de consecución de información, ocio, tiempo o dinero y todo eso lo hace a través de la red social.

About these ads

Acerca de Jaume Barris, Director Marketing de Canal en Wolters Kluwer | A3 Software
http://es.linkedin.com/in/jaumebarris

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 68 seguidores

%d personas les gusta esto: