Mi web, mi carta de presentación

En los 90 se iniciaba una nueva andadura de las organizaciones en Internet a través de la web corporativa. Los empresarios no lograban ver con claridad los beneficios de un website y su presencia en Internet se reducía a un catálogo de productos y unos datos de contacto.

20 años más tarde y gracias a la globalización y a la aparición de software Content Management System (CMS), exportaciones de las empresas, al auge del uso de Internet de forma habitual y a la caída de los precios de la tecnología haciéndola accesible a todos los usuarios, podemos decir que los websites  conforman ya un pilar de nuestra vida cotidiana.

En la actualidad utilizamos Internet a diario para consultar nuestras cuentas bancarias, consultar noticias, reservar una plaza en un hotel, comunicarnos vía email o adentrarnos en el mundo de las redes sociales. Se dice que la cara es el espejo del alma, y hoy en día la parte visible de nuestra empresa es su web. Leer más de esta entrada

No sin mi paletilla

Se acercan fechas navideñas y son muchos los trabajadores que disfrutarán de una cesta de navidad a cuenta de su empresa, aunque cada vez serán menos…

La razón de la supresión de estos detalles es obvia: la crisis. Las empresas y su tan famosa política de reducción de costes llevan a la decisión de suprimir el tradicional lote de navidad, tan agradecido por los empleados. Estas medidas no solo se aplican en pymes,  también en las grandes corporaciones.

Muchos trabajadores ponen el grito en el cielo cuando reciben la noticia de la supresión de la cesta navideña. Personalmente, si tienes la suerte de mostrar esta disconformidad como trabajador, en los tiempos que corren, te puedes dar con un canto en los dientes, ya que muchas personas en situación de desempleo tampoco van a recibir su regalito navideño por parte del INEM. Leer más de esta entrada

6 estrategias para afrontar el estrés laboral o “burnout”

Afortunadamente, hoy en día las organizaciones tienen unas máximas en prevención para evitar todo tipo de riesgos laborales. No obstante, al cambiar de forma de trabajar también aparecen nuevas enfermedades derivadas del trabajo, y una de ellas es el estrés. Son cada vez más los profesionales de la salud laboral que reclaman que el Burnout, que es una de las maneras que tiene de progresar el estrés laboral,  sea incluido en el cuadro de enfermedades profesionales. 

El síndrome de Burnout, también llamado síndrome de desgaste profesional, de desgaste ocupacional, del trabajador desgastado, consumido, o “del trabajador quemado”, hace referencia a un síndrome de estrés crónico y viene condicionado por: Leer más de esta entrada

¿Externalizar o no externalizar? He aquí la cuestión

Parece que la tendencia actual es externalizar todo, y cuanto más mejor. El Outsourcing, según Wikipedia  “es el proceso económico en el cual una empresa determinada mueve o destina los recursos orientados a cumplir ciertas tareas, a una organización externa, por medio de un contrato”.

Día a día, son más las empresas que externalizan gran parte de su negocio, alegando que no forma parte del “core business” de la organización, y lo justifican con una inherente reducción de costes, que deriva en un enfoque del negocio a la innovación de su producto o servicio. Cuando pensamos en externalización u outsourcing, a todos nos viene en mente empresas que abogaron por esta práctica hace unos años, y ahora están recogiendo los frutos, “los buenos y los no tan buenos”. Las pymes, en la mayoría de los casos, también externalizan por no disponer de la infraestructura necesaria para afrontar dicho proceso.  Leer más de esta entrada

Captar sí, pero fidelizar también

por Raul Barriga. Departamento de Administración. 

fidelizarEn momentos difíciles es importante conservar nuestros activos empresariales y una estructura estable que nos permita  asegurar la viabilidad de la compañía a corto plazo.  En cambio, es curioso contemplar (y me atrevería a decir “cuestionar”), como sobretodo las grandes y medianas compañías, tienden a valorar de mejor forma la novedad que lo tradicional, pese a haber sucedido siempre  lo contrario. La sociedad actual ya no da valor a lo que perdura en el tiempo, y si analizamos muchas situaciones cuotidianas, lo veremos muy claro: ¿Quién no ha “sufrido” las ofertas de las compañías de telefonía móvil e internet? Ofertas que se centran más en atraer nuevos clientes con mejores condiciones y ofertas, que en mantener a los que poseen y premiar la fidelidad o permanencia…  Leer más de esta entrada

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 68 seguidores